En este artículo veremos cómo motivarse para estudiar de la forma más eficaz posible. Y es que, sin lugar a dudas, la falta de motivación puede ser un gran problema para muchos estudiantes, con independencia de su edad y situación.

Por el contrario, las ganas y el entusiasmo por aprender van a ser tus mejores aliados para alcanzar tus objetivos académicos y profesionales.

Afortunadamente, hay ciertas técnicas y estrategias de eficacia probada, con las que empezarás a ver resultados en cuanto las pongas en práctica. ¿Empezamos?

Cómo motivarse para estudiar en 7 pasos

Cuando uno se pregunta cómo motivarse para estudiar, hay tantas respuestas como personas. Al fin y al cabo, el tema de la motivación es muy complejo y subjetivo, por lo que no siempre es fácil de abordar.

No obstante, como decíamos, existen ciertas técnicas y estrategias que, a lo largo de los años (y a la vista de los estudios más recientes), han demostrado su eficacia.

De este modo, los 7 pasos para motivarse para estudiar son los siguientes:

  1. Aclara tus intereses
  2. Define tus objetivos
  3. Diseña un plan ambicioso pero realista
  4. Asume el esfuerzo necesario
  5. Enfócate al máximo
  6. Controla tu desempeño
  7. Recompénsate

Te los explico uno por uno a continuación:

1. Aclara tus intereses

Desde luego, una de las mejores garantías de saber cómo motivarse para estudiar es dedicarse a un tema o materia que te apasione.

Y es que, cuando disfrutas de aprender sobre un determinado tema, la motivación viene por sí sola.

Por tanto, lo ideal sería que pudieras elegir una carrera o curso que realmente te interese. No obstante, incluso en esos casos habrá momentos difíciles en los que te costará mantenerte motivado/a.

En caso de que no puedas elegir, y la materia no te apasione, tendrás que acudir a otras tácticas para motivarte. Así, como veremos en los siguientes apartados, podrías enfocarte en metas como conseguir un título, ascender en el trabajo, mejorar tu perfil profesional, ampliar tus opciones laborales, lograr un aumento de sueldo, etc.

De todos modos, es muy importante que trates de definir exactamente cuáles son tus intereses intrínsecos. Es decir, qué es aquello que te encantaría aprender o en lo que te gustaría trabajar en el futuro.

Intenta ser lo más sincero posible y no te limites a aquellas áreas o profesiones que ya conoces. Amplía horizontes, persigue nuevos intereses y contacta con personas que puedan descubrirte otros campos que ni te planteabas.

Por ejemplo, es posible que no sepas en qué consiste la Ciencia de Datos o que aprender a programar en Python puede ser algo creativo y apasionante. No te cierres a nuevas posibilidades.

2. Define tus objetivos

Si uno no tiene claros sus objetivos, es difícil motivarse para vencer la procrastinación y ponerse manos a la obra con el estudio.

Por tanto, además de un objetivo genérico, como podría ser «aprobar un examen o una oposición», intenta plantearte objetivos parciales y muy específicos. Pocas cosas nos gustan más que ir tachando tareas de una lista a medida que las vamos completando.

¿Es un mito la motivación? Un libro fascinante para aprender sobre este tema.

3. Diseña un plan ambicioso pero realista

Una vez que tengas claros tus objetivos, deberías diseñar un plan de estudio en el que organices todos los pormenores que te ayudarán a lograrlos.

Te recomendamos reflejar tu plan por escrito, ya sea en papel, en Excel, en Notion o en cualquier otro software. Este plan debe incluir, al menos, los siguientes aspectos:

  • Tu horario de estudio: debería ser lo más regular y constante posible. De esta forma te resultará más fácil afianzar una buena rutina de trabajo. Trata de no programar jornadas demasiado largas, o tu productividad acabará resintiéndose.
  • Pausas y descansos: son esenciales para mantener la frescura y concentración, de modo que puedas rendir al máximo durante el estudio. Puedes usar el «método Pomodoro» para estructurar los bloques de trabajo.
  • Distribución de tareas: indica detalladamente qué tareas vas a desarrollar en cada bloque de tiempo del día o de la semana de trabajo. Por ejemplo: subrayar, esquematizar, memorizar, repasar, hacer ejercicios, etc.
  • Asignación de objetivos a plazos: toma los objetivos parciales que habías definido en el punto anterior y asígnales plazos específicos en los que te propongas alcanzarlos. Esto es muy importante para cualquier persona, pero resulta vital si no sabes cómo encontrar la motivación para estudiar.

Para más información sobre cómo planificar el estudio, en el enlace anterior puedes acceder a un artículo que lo explica en profundidad.

4. Asume el esfuerzo necesario: ¿cómo automotivarse para estudiar?

Estudiar requiere esfuerzo. Esto es una verdad evidente que no debes olvidar en ningún momento.

No obstante, esto no quiere decir que no puedas disfrutar aprendiendo. Al contrario, es una de las actividades más satisfactorias que existen a nivel intelectual.

Pero, incluso disfrutando del aprendizaje, muchas veces tendrás que vencer la resistencia que cualquier persona tiene ante las actividades que requieren trabajo y concentración. Autoconvéncete de que los potenciales beneficios del estudio son mucho más importantes que las dificultades del proceso.

Sabes que, si quieres, puedes hacerlo. Por tanto, solo depende de ti.

5. Enfócate al máximo

Durante los bloques de tiempo que hayas asignado al estudio, trata de concentrarte al máximo, haciendo un esfuerzo activo por asimilar la información del mejor modo posible.

Todos sabemos que es muy fácil pasarse minutos, o incluso horas, delante de un libro sin apenas enterarnos del contenido, y reteniendo una mínima parte de la información.

Sin embargo, también sabemos que, si nos lo proponemos realmente, podemos rendir mucho más en tan solo una fracción del tiempo.

De ahí la recomendación de utilizar la técnica Pomodoro o algún otro sistema de estudio por bloques. De este modo, se trataría de aprovechar esos bloques de 20 minutos al máximo de tus capacidades, exprimiendo a tope tus neuronas.

Sin duda, es mucho mejor estudiar poco tiempo al máximo de concentración, que muchas horas sin prestar atención.

6. Controla tu desempeño

Cada cierto tiempo (por ejemplo, una vez a la semana), evalúa si estás o no cumpliendo los objetivos parciales que te habías marcado.

Y es que de poco sirve proponer metas si luego no te preocupas de controlar su cumplimiento.

En caso de que no estés alcanzando los objetivos, puedes encontrarte ante dos situaciones:

  • No está funcionando tu sistema de estudio. Por ejemplo, por no dedicar el tiempo suficiente, por falta de concentración, por utilizar una técnica de estudio incorrecta, etc. En este caso, deberías hacer los cambios que sean necesarios para mejorar tu rendimiento.
  • Los objetivos son poco realistas. Sin duda, esto es más peligroso que lo anterior, ya que podría causarte mucha frustración, incluso aunque estuvieses trabajando bien. Por tanto, si has pecado de exceso de ambición, corrige tus objetivos lo antes posible. Siempre tendrás tiempo de irlos aumentando si ves que puedes alcanzarlos con facilidad. Por supuesto, tampoco deberías pasarte al otro extremo y fijar objetivos excesivamente fáciles.
Imagen de chico estudiando muy motivado
¿Estás así de motivado/a?

7. Cómo motivarme para estudiar con recompensas

Cuando vayas alcanzando los objetivos marcados (ya sea cada día, cada semana o cada mes), regálate pequeñas recompensas que te ayuden a mantener la motivación para seguir estudiando.

Puede ser algo tan sencillo como un breve descanso, un paseo por la naturaleza, un snack saludable, un viaje  de fin de semana o cualquier otro capricho razonable.

En cualquier caso, estos premios no deberían ser la principal razón o motivo para el estudio. Por encima de todos, tendría que estar la satisfacción por aprender, así como los objetivos finales del proceso (aprobar un examen, conseguir una plaza de funcionario/a, acceder a una carrera o máster online, etc.).

Cursos que pueden ayudarte a tener motivación para estudiar

Existen algunas páginas de cursos online en las que puedes encontrar formaciones muy interesantes sobre distintos aspectos del aprendizaje.

Sin duda, todos estos cursos pueden proporcionarte herramientas útiles y ayudarte a aumentar tu motivación para estudiar, pero nada sustituye al trabajo personal y a las ganas de aprender, que son únicamente responsabilidad tuya.

Dicho esto, algunos de los cursos que nos parecen más recomendables en este sentido son los siguientes:

Ahora que ya hemos visto cómo motivarse para estudiar cuando no tienes ganas, ¿a qué estás esperando para poner en práctica todos estos consejos? ¡No lo dejes para mañana!

* Nota: este artículo no está patrocinado. No obstante, incluye algunos enlaces afiliados. A través de ellos puedes colaborar con SoloEduca, sin mayor coste para ti. ¡Muchas gracias!

¡Guía de formación online gratuita!

Otros artículos que pueden interesarte:

Aprender a programar

Cómo aprender a programar desde cero: los mejores cursos de programación informática

Descubre cómo aprender a programar desde 0 ✅ Conviértete en un profesional bien pagado en Python, HTML, JavaScript, C++…

Cursos hacking SoloEduca

Los mejores cursos de hacking online, gratis y de pago

Seleccionamos los mejores cursos de hacking online para convertirte en experto en seguridad. ¡Cómo aprender a hackear de forma ética! 🧠 💻

Idiomas mas hablados del mundo SoloEduca

¿Cuáles son los 10 idiomas más hablados del mundo?

Descubre cuáles son los idiomas más hablados del mundo, ✅ cuál deberías aprender ya, y cuáles son las lenguas en peligro de extinción ⬅️

Imagen de biblioteca - estudiar Derecho

Por qué estudiar Derecho: ¿una carrera versátil o la peor decisión de tu vida?

¿Te gustaría estudiar Derecho? ¿Merece la pena? ¿Tiene tantas salidas como suele decirse? ¡Descúbrelo en nuestro análisis a fondo!

Cuanto gana Administrador Empresas SoloEduca

Cuánto gana un Administrador de Empresas en España, Estados Unidos y Latinoamérica

Descubre cuánto gana un Administrador de Empresas en España, EE.UU. y Latinoamérica ✅ 5 Claves para mejorar tu salario de Administrador.

* SoloEduca (Rubén Vizcaíno) es un participante del Programa de Afiliados de Amazon de la UE, un programa publicitario de afiliados diseñado para proporcionar a los sitios web un medio para obtener comisiones por hacer publicidad y enlazar a Amazon.es. En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This